La integración de una nueva estructura en una instalación no requiere necesariamente la modelización de lo construido. Las encuestas de alta densidad que llevamos a cabo en el campo generan nubes de puntos en el sistema de coordenadas del proyecto. Mediante la superposición de este proyecto, tenemos a nuestra disposición las herramientas informáticas que permitan identificar todas las interferencias posibles.

El ahorro de tiempo es importante: la etapa de modelado desaparece por completo. Gracias a su alta densidad de las nubes de puntos son perfectamente suficientes para describir el elemento de as-built.

Las interferencias entre lo construido y el proyecto se visualizan directamente en 3D (en AutoCad, Microstation, Smartplant, PDMS o entornos ciclón) por lo que no queda nada por casualidad, evitando así interrupciones en el proceso productivo.