Cada proyecto de reforma o rehabilitación requiere un amplio conocimiento de la geometría del edificio: la fachada, los techos, los interiores; son muchos los elementos que pueden ser fácilmente capturado por escaneo láser (completado por estudios clásicos para ciertos interiores) para luego representarlos en planos 2D.

Los planos que se producen a partir de los datos de escaneo láser, son a menudo fachadas (o alzados) y con un nivel de detalle adecuado a las necesidades del arquitecto.

La precisión de dichos planos es homogénea en todo el edificio. El  barrido láser 3D garantiza la precisión centimétrica, cualquiera que sea el ancho de las fachadas encuestados.

Las secciones horizontales o verticales, son fáciles de producir y homogéneas en los planos resultante (precisión, nivel equivalente de detalle).